16 feb. 2009

Carmen Moreno









1. La pregunta obligada: ¿cuál es su escritor y libro favoritos?

No tengo un escritor, sino varios: Cortázar, José Hierro, Fernando Quiñones, que fue mi maestro, Bioy Casares, Quevedo, la Gloria Fuertes postista. Dos de mis libros favoritos son: Historias de Cronopios y Famas y Rayuela, pero hay otro libros que son imprescindibles para mí: La invención de Morel, Bomarzo de Mújica Laínez, 84 Charing Cross Road de Helen Hanf, Justine de Lawrence Durrell, Historia de Gloria de Gloria Fuertes, Cuaderno de Nueva York de José Hierro, Poeta en Nueva York de Lorca.

2. En su proceso creativo personal –nacimiento de la idea, escritura…-, ¿cuál es la parte que más duele?

Para mí la revisión es lo peor porque empiezas a ver los fallos. En ocasiones tienes que rescribir la historia. Imagina que tienes un hijo, le miras y piensas que podrías hacerlo mejor…

3. ¿Cuáles eran sus lecturas cuando era adolescente?

Dickens (todo), Cortázar (Rayuela), Capote (Desayuno en Tiffany’s, Música para Camaleones), Daniel Defoe (Robinson Crusoe), Maria Gripe…

4. Sábado por la noche, solo en su casa, abre ese libro que hacía tiempo que deseaba leer, ¿agua, café o whisky?

¿Puede ser ron?

5. Una de las facetas míticas del escritor es el famoso “bloqueo” ante la hoja en blanco. ¿Usted lo sufre? ¿Cómo lo supera?

No lo sufro. Para mí es mucho peor cuando la historia está casi completa y comienzan las dudas y con ellas, el bloque in medias res. Eso me está pasando ahbora.


6. Ahora una comprometida, dénos un motivo para leer su último libro.

Porque si el dicho es “la literatura no da para comer”, la poesía no da ni para merendar.

7. ¿Qué motivo haría que mañana usted dejara de escribir para siempre?

La felicidad.

8. Si no es una inconveniencia: ¿cómo te llamaba tu madre de pequeño?

Lo sigue haciendo: “chiqui”

9. ¿Cuál es su opinión sobre el panorama literario aragonés?

Creo que se está señalando como uno de los más valientes.

10. Finalmente, ¿cuál es el libro que está leyendo actualmente?

Estoy releyendo El cuarteto de Alejandría y después iré a por Anaïs Nin con su Monte de Venus.

6 feb. 2009

Bases del XIII concurso de relatos cortos "Tomás Seral y Casas"

1.- Podrán participar todas las personas que lo deseen a nivel nacional.

2.-La extensión de los trabajos será de un mínimo de un folio y un máximo de treinta folios mecanografiados y escritos por una sola cara. En la categoría “A” se podrá presentar escrito a bolígrafo.

3.- El tema del relato será libre; se podrán presentar dos originales por autor, por cuadruplicado cada ejemplar.

4.- Se establecen las siguientes categorías y premios:

CATEGORÍAS:
A: Hasta 12 años.
B: De 13 a 17 años.
C: Adultos (de 18 años en adelante).

PREMIOS:
Para cada categoría se establecen los siguientes premios:
A: Premio de 100 euros.
B: Premio de 200 euros.
C: Premio de 600 euros, cantidad a la que se aplicará la retención que estipule el Reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas vigente en el momento del fallo del concurso, y la publicación del relato.
D: Accésit de 150 euros al mejor relato local.

5.- Los trabajos deberán ser originales y se presentarán bajo SEUDÓNIMO; se deberá acompañar con un sobre cerrado en cuyo interior deberá figurar los datos personales del autor: nombre, edad, domicilio, teléfono, categoría en la que participa y título del relato; en el exterior de este sobre deberá figurar el seudónimo y categoría en la que participa.

6.- Plazo de presentación: hasta el día 20 de marzo de 2009. (inclusive).

7.- Fallo del jurado: antes del 15 de mayo de 2009.

8.- Entrega de premios: en la Biblioteca Municipal en fecha que previamente se avisará.

9.- Lugar de presentación de trabajos: Biblioteca Pública Municipal de Alagón (Plaza de la Alhóndiga, nº 20, bajo 50.630 Alagón, Zaragoza).

10.- Los trabajos premiados quedarán en poder de la Biblioteca Pública Municipal de Alagón, que se reserva el derecho de su publicación si así lo estima oportuno.

11.- El fallo del jurado que se constituya al efecto será inapelable, incluso podrá declararse desierto cualquier categoría o la totalidad de las mismas.

12.- El concursante, por el mero hecho de participar acepta cada una de las bases anteriores, así como el fallo del jurado.

13.- La biblioteca no devolverá los originales no premiados.

4 feb. 2009

Todo por la patria

Y allí estaba el tío, dándome la plasta con la casualidad, la causalidad y no se qué líos de la NASA. No le entendía absolutamente nada. Ni un carajillo de lejía podía aclarar mi estado mental. Si aquello era la resaca de celebrar mis veinte años, al día siguiente de cumplir los cuarenta veo a la peña oficiando un bonito funeral.
“Pero alégrese, joven. Todos los días no recibe uno algo así”, me decía desde el sótano de su reglamentaria gorra de plato.
La suya era una gorra de plato hondo. La más apropiada para contener a un sopas. Para mi madre, todos los sosos eran unos sopas. Nunca me gustó esa forma de hablar tan suya y sin embargo, en los últimos meses, me sorprendo a mi mismo hablando como lo haría ella.
El zumbido que surgía de la gorra se iba aclarando en mis orejas todavía machacadas del concierto de la noche anterior.
-Porque ¿sabe usted? A mi nunca me ha pasado esto, tener que entregar un devuelto tan antiguo ¡y de los “yuesei”!
El cartero permanecía ante mi puerta esperando que yo rasgara el sobre. No parecía dispuesto a abandonar sin averiguar lo que, para él, probablemente era un misterio apasionante. Lo remoto del matasellos hacía que los ojillos de aquel hombre brillasen de emoción al tiempo que se le disparaba la retórica:
-Que le conste, que a pesar de lo extraordinario del envío, puedo proceder a entregarlo a persona que no sea la preceptiva destinataria legal ya que…
“Ya que la destinataria legal está muerta, gilipollas”, me dieron ganas de decirle. En su lugar, le espeté un “tenga usted un buen día” golpeando su curiosidad con mi puerta.
El siguiente paso, la basura. Ni me molesté en romper el sobre. Me volví a la cama. Tan sólo eran las once de la madrugada y quería estar despejado para cuando mi padre saliera de servicio.
De nada sirve, viviendo en una Casa cuartel, ocultar la hora a la que llegas. La mujer del cabo dice que tiene insomnio. Vale que vienen de Rentería, que aquello debe de estar jodido y que ahora con la movida de Hipercor, es normal que esté en vela. Pero ¡coño! que vele en la mecedora haciendo ganchillo en lugar de en la ventana.
Cuando volví a amanecer ya estaba mi padre en casa.
-Te he estao esperando para comer en la cantina, pero me he figurao que no tenías el cuerpo para garbanzos.
No lo tenía. Esperaba que, para variar, mi padre me obsequiara con uno de sus sermones. Me equivoqué. El viejo llevaba los ojos vidriosos, se puso frente a mi y me cogió por los hombros. Se le cayó el tono sargento con el que acostumbraba a hablarme y le salió la voz de padre:
-“Numerillo”, estas hecho un hombre… ¡si tu pobre madre te viera!
Estaba hecho un hombre pero, sería el tono paternal o el sacar a relucir a mi madre, el caso es que me sentí más bien niño y me fui derecho a la nevera buscando la botella de leche. El lavado de estómago a base de ginebra de la noche, también tuvo algo que ver.
Mientras, a mis espaldas, mi padre se peleaba con la cafetera, Me contaba, como todos los días, lo que había dado de sí la mañana.
Vacié de un trago la botella terciada. La estrujé y la tiré al cubo. Si la puntería no era mi fuerte, menos en aquel estado. Mucho más despejada que yo estaba la botella que, mientras caía, recuperaba el aire que mis dedos le habían extraído, llegando pletórica a su destino. Burlándose de mí, rebotó y cayó fuera.
Al agacharme a recogerla, los ojos se me cayeron a la basura. El sobre aéreo me daba la espalda. Las palabras del cartero empezaron a encender lucecitas en mi cerebro. Un remite escrito con letra torpe me despertó definitivamente: Custodia López. ¡Mi madre escribiendo a Cabo Cañaveral!
Mi padre seguía en la cocina. La intuición me hizo ocultar la carta de su vista. Los calzoncillos fueron mi bunker más a mano.
El viejo seguía dándome el parte cuartelero:
-He comido con Tejero y su mujer. Me han dicho que el chico está tan contento en Valdemoro. Tejero no quiere al chico en el Cuerpo. Él hubiera preferido verlo ingeniero, como tú…
A mi padre le daba una envidia mortal que los hijos de los compañeros quisieran ser guardias civiles. Sin embargo a mi no me extrañaba que al pobre Tejero se le pusieran los pelos como escarpias de pensarlo. A su hermano Justo deshizo una bomba en Pamplona hace dos años y por muy benemérita que se tenga el alma, después de eso tiene que costar abrocharse el correaje.
-¡Joder con el Antoñito! Con ese nombre y apellidándose Tejero, por el bien de todos… mejor le iría siendo ingeniero. Bastante cachondeo había en el instituto cuando aquello…
-Yo que soñaba con cuadrarme un día delante del capitán Hernández… y no te voy a ver ni jurar bandera ¡con esos pies raros que sabe Dios de quién sacaste! Al final, tu madre tenía razón, algún día fabricarás aviones…
-Mis pies no son raros. Si lo dices por mi dedo, alguno de la familia tendrá sindactilia, digo yo...
Con Toñín éramos como hermanos. Nacimos y nos criamos en un cuartel de Almería, hasta que a nuestros padres los trasladaron juntos a Madrid. Mi padre y Tejero celebraban la suerte que había sido aquel ascenso tan poco habitual.
Las punzadas del sobre en el culo me hicieron dejar al sargento Hernández con sus batallitas. Me encerré en el baño, sentado en el retrete volví a la carta.
El sobre estaba amarillento y, para llevar veinte años dando vueltas, escasamente arrugado. La letra de mi madre, a medio camino entre lo infantil y lo ilegible, aparecía jalonada de sellos de control de todos los colores. No dejaba duda a su autoría. Como el remite: “Custodia López. Casa cuartel de Palomares. Almería. España.”
Aquello era absurdo. Me dieron ganas de romperla en mil trozos, pero al final la abrí.
“Señor general de la Nasa…”, empezábamos bien. Al menos no lo elevaba a generalísimo. Mi madre era así. A continuación en unos cuantos renglones le decía al “señor general” que “le escribía desde el famoso pueblo de Palomares aquel al que ustedes tuvieron la amabilidad de enviar personal cuando lo de la bomba. Y de eso le quería yo hablar. Que mi vecina Engracia y servidora, precisamos localizar a un ingeniero de ustedes. Uno alto, rubio con el pelo muy rizado que se llama Alexander aunque en la chapa de la camisa, ustedes le ponían John Smith…”
No entendía nada. Como la letra a trozos se hacía ininteligible, opté por leer picoteando de aquí a allá: “compréndanos el señor general, el miedo corrió aquellos días por el pueblo, don Alexander fue el único que nos decía lo que estaba pasando. A mi marido y al de la Engracia los tuvieron buscando las bombas y después custodiando a los señores americanos que se bañaron con el ministro. Éramos dos mujeres solas en semejante circunstancia…”
Cuartilla y media después la cosa seguía “… la Engracia ha echao cuentas y el chico es del matrimonio. A mí me queda la duda, pues mi Alejandro nació muy menudo aunque don Ramón, el médico, ya me dijo que era prematuro. Don Ramón también dice que eso y el dedo que tiene raro, pueden ser por las radiaciones y ya no me apuro tanto…”
Sentí una mezcla de estupor e incredulidad, no podía seguir leyendo ¡mi madre y la madre del Toñín! Me salté un párrafo y acometí directamente el final: “… y es por eso, porque aunque oímos al sargento decir que habían detenido a un saltimbanqui que se hacía pasar por ingeniero americano de la NASA cerca de Almería, yo siempre he estao segura de que ese no era don Alexander…”
Salí del baño. Mi padre roncaba en el sillón orejero, por una vez no me importaba la bronca que podía caerme al despertarlo:
-Dime una cosa, padre, ¿me admitirían en Valdemoro con este dedo en forma de “Y”?


Elena Pérez
(Alumna Taller Orwell 08/09)

12 ene. 2009

Actividades en Cuarte de Huerva

El ayuntamiento de Cuarte de Huerva, desde el área de Cultura, ha preparado una magnífica programación de actividades culturales para este primer semestre del año. En ellas se incluyen clubes de lectura con autores aragoneses, cine-fórums y charlas literarias.
Si podéis apuntaros, no lo dudéis.
Un saludo a todos y feliz año 2009 (esas cosas que se dicen hasta marzo).
ENERO

· Miércoles 14: A las 19 h. charla “Escritura y Cine” a cargo de Oscar Sipán.

· Miércoles 28: A las 19.30 h. En el Centro de la 3º Edad. Video forum “Seda” de Alejandro Baricco. (Duración de la película 110 minutos).

FEBRERO

· Miércoles 11: A las 19 h. Charla “Literatura y locura” a cargo de Carlos Castán.

MARZO

· Miércoles 4: A las 19 h. Club de Lectura con Oscar Sipán “Avisos de derrota”.

· Miércoles 18: A las 19 h. Club de Lectura con Patricia Esteban “Manderley en venta”.

ABRIL

· Miércoles 1: A las 19 h. en el Centro de la 3ª Edad, Video Forum “El perfume” de Suskind. (Duración de la película 147 minutos).

· Miércoles 29: A las 19 h. Club de Lectura con Carlos Castán “Museo de soledad”.

12 dic. 2008

No mires a los ojos de la gente, (me dan miedo, mienten siempre…)

Entre tantos recuerdos olvidados dentro de aquella caja mi mano pulsó el viejo botón de metal. Fue como si de pronto un sudor frío recorriese, otra vez, mis manos, mi frente. El aire alcanzaba con dificultad punzante mis pulmones. La lengua pegada al paladar buscaba algo de saliva, que sin previo aviso, había desaparecido. Bajo la atenta mirada de aquel cuervo, de aquella especie de muñegote con hábito, intentaba concentrarme, no parecer nerviosa, no llamar su atención. Diez preguntas desconocidas, esperaban respuesta en aquel folio en blanco. Mis piernas temblorosas bajo el uniforme gris picante sabían la solución. Solo tenía que levantar mi falda y leer. Diminutas letras cuidadosamente escritas la noche anterior esperaban ser copiadas.
Aquella canción crujía en alguna parte de mi mente “No mires a los ojos de la gente…”Golpes bajos insistiendo en que no levantase mi cabeza de aquella hoja. Bajo ningún concepto mi pupila, espejo de mis muslos, debía coincidir con la suya.
La boca de la superiora mascaba chicle pegajoso e interminable, causándome arcadas de ofuscación y movimientos compulsivos de un “bic” mordido y azul entre mis dedos. Meneos nerviosos delatores de mi secreto. Su mano se acerco demasiado a mi falda y sin dejar de mirarme, apretó mi pierna… Apreté la tecla stop de aquel walkman y la canción que durante diez segundos había sonado justo por donde quedó detenida hacía años, paró. Y paró el sudor, regresó la saliva, pero mis muslos temblaban, como si aquellos dedos huesudos siguiesen todavía allí, aprovechando la situación perfecta para examinar otras partes de mi cuerpo.
Creí haber olvidado mi corrupto sobresaliente, ya no recordaba sus escuálidas manos, ni el color de aquellos ojos, que sin yo saberlo habían estado demasiado tiempo al acecho dentro de una canción.
Ana Hernández
(participante de la Escuela de Escritura Creativa George Orwell 08/09)
Relato ganador del II Concurso de Mini-relatos convocado por la Asociación Aragonesa de Escritores
(Reproducción con permiso de la autora)

3 dic. 2008





Oscar Sipán (Huesca, 1974)

Galardonado en numerosos certámenes literarios, entre los que destacan el VIII Certamen Literario Alfonso Martínez-Mena 2008, de Alhama de Murcia, el XXXV Premio Ciudad de Villajoyosa 2007, IX Premio de Libro Ilustrado para Adultos 2006, que convoca la Diputación de Badajoz, el Premio “Don Alonso Quijano 2006, Málaga, el XXXIII Premio Nacional José Calderón Escalada 2005, de Reinosa, Cantabria, el XVI Premio Nacional de la Asociación de la Prensa de Ávila 2005 o el XLI Premio Internacional de Cuentos de Lena, Asturias. Autor de los libros Rompiendo corazones con los dientes (1998), Pólvora Mojada (Premio Isabel de Portugal 2003), Leyendario (2004), Escupir sobre París (2005), Tornaviajes (2006), Guía de hoteles inventados (2007), Leyendario. Criaturas de agua (2007) y Avisos de derrota (2008).






1. La pregunta obligada: ¿cuál es su escritor y libro favoritos?
Cada época de tu vida tiene un escritor y un libro. Ray Loriga, que me interesó cuando comenzaba, queda muy lejos. Patricia Highsmith y Marguerite Duras siguen despertando mi admiración. Creo que el libro que más me ha marcado es El extranjero, de Albert Camus.



2. En su proceso creativo personal –nacimiento de la idea, escritura…-, ¿cuál es la parte que más duele?
Me duele todo. Pero sobre todo, me duele la responsabilidad de enfrentarme a una historia, algo que la gente de la profesión suele olvidar. Cuando alguien te dice que escribes bien, estás acabado: es necesario despertar el odio o el amor.




3. ¿Cuáles eran sus lecturas cuando era adolescente?
De mi paso por la escuela pública sólo puedo rescatar un libro, que me fascinó y lo sigue haciendo: Industrias y andanzas de Alfanhuí, de Rafael Sánchez Ferlosio. También recuerdo con cariño a Julio Verne, Emilio Salgari o Michael Ende. Fui un lector tardío, un lector de cómic hasta los 16 años.




4. Sábado por la noche, solo en su casa, abre ese libro que hacía tiempo que deseaba leer, ¿agua, café o whisky?
Agua, sin duda. Identifico el café con el trabajo y el whisky con la fiesta.





5. Una de las facetas míticas del escritor es el famoso “bloqueo” ante la hoja en blanco. ¿Usted lo sufre? ¿Cómo lo supera?
No entiendo el miedo al folio en blanco. En mi opinión, es bueno no escribir todo el tiempo. Pero escribir es mirar y pensar y caminar. Veo la escritura como una forma de estar despierto.










6. Ahora una comprometida, dénos un motivo para leer su último libro.
En Avisos de derrota (ONAGRO EDICIONES) me he abierto en canal. Ya sólo creo en la bondad de los animales.




7. ¿Qué motivo haría que mañana usted dejara de escribir para siempre?
No contemplo esa posibilidad. Es lo único que sé hacer y prefiero ser un mal escritor a no serlo de ninguna manera.

8. Si no es una inconveniencia: ¿cómo te llamaba tu madre de pequeño?
Osquetar.

9. ¿Cuál es su opinión sobre el panorama literario aragonés?
Se sigue compitiendo con los vivos, cuando debería de hacerse con los muertos. De todas formas, hay variedad y voces nuevas.

10. Finalmente, ¿cuál es el libro que está leyendo actualmente?
En mi mesilla siempre hay dos o tres libros. Ahora mismo leo Decidme cómo es un árbol, de Marcos Ana, Enciclopedia de la ignorancia, de Kathrin Passig y Aleks Scholz y Lo mejor que le puede pasar a una agente literaria, de Debra Ginsberg.

27 nov. 2008

Premio de guión

Los profesores de la escuela de escritura creativa George Orwell Óscar Sipán y Mario de los Santos, han ganado el III premio de guión de la Delegación del Gobierno en Aragón.
¡Enhorabuena!
Oscar Sipán y Mario de los Santos ganan la tercera edición del premio de Guión de la Delegación del Gobierno en Aragón ZARAGOZA
26 Nov. (EUROPA PRESS) -
Dos jóvenes escritores aragoneses, Oscar Sipán y Mario de los Santos Aparicio, autores del guión 'Il mondo mio', han sido elegidos ganadores de la tercera edición del Premio de Guión para Cortometrajes de la Delegación del Gobierno de Aragón, galardón que patrocina la entidad financiera Multicaja.
El jurado de este premio ha decidido otorgarlo a estos dos jóvenes escritores por mayoría. Como finalistas, el Jurado ha distinguido a Arturo Artal Lázaro, por su guión 'Nacional 311', y a Francisco Rafael Agreda Martínez, también de Zaragoza, por su trabajo 'Camas'. En total, este año, se han presentado cuarenta guiones al certamen.
'Il mondo mio' es la historia de un joven sepulturero, solitario y feliz, que protagoniza un encuentro singular y poético con la última moradora de su cementerio, una joven sepultada viva y rescatada por su propio enterrador. El jurado ha valorado sobre todo la calidad literaria del guión, sus "tremendas posibilidades para llevarlo a la gran pantalla" y "su potencial poético y fuerza visual".
Oscar Sipán Sanz nació en Huesca hace 34 años y Mario de los Santos Aparicio, de 31 años de edad, es de Zaragoza. Ambos son los autores del guión ganador y tienen en común el ser jóvenes escritores. Los dos tienen varias novelas publicadas y cuentan en su currículo con interesantes premios como el Santa Isabel de Portugal que recibió Sipán por su novela 'Pólvora mojada' o el Premio Fundación Zaragoza 2009 de novela corta que le fue otorgado a de Los Santos por su obra 'La brújula del universo'.
TERRORISMO Y LA VIOLENCIA DE GÉNERO Los dos finalistas destacan por la elección en el tema de sus respectivos guiones. Arturo Artal Lázaro, zaragozano de 30 años de edad, es el autor del guión 'Nacional 311', una comedia que subraya lo absurdo del terrorismo y su diferente rasero a la hora de juzgar barbaries propias o ajenas, que ha sido seleccionada hoy con el segundo premio del certamen.
El tercer premio es para el guión 'Camas', del zaragozano Francisco Rafael Ágreda Martínez, una historia-alegato contra los malos tratos con toques de surrealismo e incluso ciencia ficción.
Ambos trabajos recibirán 1.000 euros como ayuda para convertir el guión en cortometraje. En el caso del ganador son un total de 7.000 euros los que recibirá con la finalidad de producir y realizar su proyecto.

26 nov. 2008

NOCHE DE ESTRENO


Alguien de verdad se cree que es serio llevar seis meses sin ver a tu marido y encontrártelo de repente en una película. Porque es él, seguro que es él. Le he reconocido al instante, a pesar de haberse dejado bigote y teñirse el pelo de rubio canario. Ese pelo y ese bigote le quedan fatal, para mi que el bigote es postizo, y ese tinte le quemará el pelo, con ese color se nota que es del barato, del que lleva amoniaco, se lo habrá teñido él, seguro que sí, no me creo que en una peluquería le hagan algo tan espantoso.
Lo que no entiendo es porqué deja el trabajo en el banco y se mete a actor, ¿tanto le pagarán? ¿Cuánto gana un actor? Nunca me dijo nada de que quisiera ser actor, ni que le gustara lo de la interpretación. ¡Si ni siquiera íbamos al cine los domingos! No lo entiendo.
Aquella tarde me dice que se va a ver el partido al bar con los amigos. Está bien –le dije yo- pero no te pases con los quintos de cerveza, que luego te tiras toda la noche roncando como un gorrino y no me dejas pegar ojo.
Y se va, me da un beso y se va, con la bufanda esa puesta en pleno mes de julio y cantando no se qué de ¡A segunda ooee!, ¡A segunda ooee! Y acaba el partido y no vuelve, y al día siguiente tampoco, y le llamo al móvil y me dice que está apagado o fuera de cobertura, y llamo al banco y me dicen que se despidió hace quince días y llamo a sus amigos y me dicen que no saben nada de él; y así seis meses, sin saber nada, sin dar señales de vida, llamarme aunque fuera para decirme que estaba bien, darme alguna explicación; y ahora voy y me lo encuentro en una película haciendo de butanero, con ese mono azul con cremallera y ese bigote y ese pelo espantoso. Y se desabrocha el mono y lleva unos calzoncillos pretos, yo creo que dos tallas más pequeños, ¿desde cuando le gustan a él esos calzoncillos?, si él siempre ha usado de los normales, de los abanderado de toda la vida. Y ¡pero bueno!, ¡esto es el colmo!, ¡que se ha depilado entero!, ¡el pecho y las piernas!, ¡ni solo pelo! ¿Se lo habrá hecho con láser?, con el dineral que cuesta eso, él se lo hace y yo con la cera y pasándome la maquineta cada quince días, ¡qué poca vergüenza! Y ahora se queda de espaldas y me quedo horrorizada, y pego un grito y me tapo la boca ¡Se ha hecho un tatuaje enorme en la espalda! ¡Un tatuaje! ¡Dios mío!, ¿habrá estado en la cárcel?, porque si no ya me dirás tú dónde le han hecho ese tatuaje, porque es de los de verdad, de los que no se quitan, y no sé que es, que parece un dragón echando fuego por la boca, y lleno de colores, rojo, azul y negro, es enorme… y ahora que me doy cuenta, ¡también se ha depilado la espalda!, esos pelos tan feos que tenía, que parecía un mono, pero claro, yo nunca le dije nada, me callaba, y ahora va y se los ha quitado, claro, para hacerse el tatuaje del lagarto ese. ¡Cuando le vea me va a oír!, ¡faltaría más!, ¡esta vez no me callo!, tú por ahí, gastándote un dineral en depilarte, y yo como una pava comprándome la crema antiarrugas y los perfumes los martes en el mercadillo. Y ahora se pone a hacer esas acrobacias y esos alardes y esas posturas y ese meneo de trasero, que conmigo nunca hacía esas cosas, ni se pasaba tanto tiempo, ni tanto cambio, ni tanto ahora arriba y ahora abajo, y ahora así y ahora asá, ni me daba cachetes en el culo, y, bueno, si quería hacer esas cosas me lo podía haber dicho, mira nena, qué te parece esto y lo otro… que no sé, que me hubiera parecido raro, claro, pero bueno, yo soy su mujer, que si le apetecía vestirse de butanero con el mono ese, y llamar al timbre con la bombona en el hombro, pues no sé, en casa tenemos gas ciudad pero lo podíamos haber arreglado, coger una vacía de casa de mis padres en el pueblo, que allí ellos usan bombona, y si nos preguntaban pues ya se nos habría ocurrido alguna excusa…y si no haber utilizado la bombona del camping-gas, que aunque fuera más pequeña, total, para hacer teatro…
Me parece todo increíble, estoy que no me lo creo, pero, lo más raro de entender es ¿por qué me he metido yo sola en este cine? Y ¿qué narices hago yo viendo ésta película?


Luis Borrás Dolz

19 nov. 2008

Míchel Suñén




Nacido en Zaragoza, el 4 de junio de 1970. Creativo y socio fundador de la agencia de publicidad aragonesa Zúmmum. Profesor de oratoria, redacción y comunicación publicitaria. Imaginativo, sencillo y familiar. La crítica lo ha definido como "un autor con una voz profundamente personal, un dominio técnico notable, una desatada imaginación, un acusado talento y una excelente agilidad para el relato de historias". Puedes contactar con él en michelescritor@yahoo.es


(Tomado de http://www.zaragoza-ciudad.com/michelsunen/)




1. La pregunta obligada: ¿cuál es su escritor y libro favoritos?
El autor, Chejov; el libro, La Metamorfosis de Kafka.

2. En su proceso creativo personal –nacimiento de la idea, escritura…-, ¿cuál es la parte que más duele?
Para mí, ninguna es dolorosa. Lo que más me cuesta es, sin duda, llevar a cabo los sucesivos ­­­­–e imprescindibles­– procesos de revisión y corrección del texto; pero en mi caso es esfuerzo lo que me supone, no dolor.

3. ¿Cuáles eran sus lecturas cuando era adolescente?
Además de las novelas de aventuras de Salgari y Alejandro Dumas, me encantaban los libros de intriga para jóvenes, tipo Los tres investigadores y Los cinco. Entonces no podía imaginarme que terminaría escribiendo intrigas para adultos (aunque a los trece años escribí una titulada ‘Convocatoria para matar’).

4. Sábado por la noche, solo en su casa, abre ese libro que hacía tiempo que deseaba leer, ¿agua, café o whisky?
Cuando leo, si tengo sed, me doy al agua. El café y el whisky no los cato. Sin embargo, al escribir, abuso de la coca cola: es mi forma de combatir el sueño, porque siempre escribo con nocturnidad (y alevosía, aunque esto, en realidad, no viene al caso).

5. Una de las facetas míticas del escritor es el famoso “bloqueo” ante la hoja en blanco. ¿Usted lo sufre? ¿Cómo lo supera?
Nunca lo he sufrido. Sólo empiezo a escribir cuando la novela, y sus personajes, llevan tiempo acompañándome en la cabeza, se han familiarizado conmigo –y yo con ellos– y estoy maduro para desarrollar la historia. Si tengo un bloqueo, sigo escribiendo: es la mejor forma de evitarlo. En alguna ocasión sí me he encontrado con algún obstáculo para seguir hilvanando la intriga: en tal caso, suelo intento relajarme hasta que la idea surge por sí misma, salgo a correr o pienso en otras cosas.





6. Ahora una comprometida, dénos un motivo para leer su último libro.

Látex es una montaña rusa de emociones que arrastra inevitablemente desde la primera línea hasta el desenlace; por el camino, aparte de infinitos giros sorprendentes y no pocos ‘looping’, el lector descubre cómo vive, actúa yno-siente un psicópata sexual. Y, aunque afortunadamente no son muchos, haberlos haylos y, a veces, están en nuestro barrio.

7. ¿Qué motivo haría que mañana usted dejara de escribir para siempre?

Quizá la muerte. Aunque tampoco puedo asegurarlo, por aquello de la resurrección, la reencarnación y similares.

8. Si no es una inconveniencia: ¿cómo te llamaba tu madre de pequeño?
Míchel. Todo el mundo me ha llamado así, incluso yo mismo, desde que tengo uso de razón. Lo de Miguel Ángel resultaba demasiado largo.

9. ¿Cuál es su opinión sobre el panorama literario aragonés?

Editoriales y autores están trabajando bien y elevando la calidad literaria de nuestra comunidad. A los autores consagrados en el panorama nacional se están uniendo nuevos escritores con elevada proyección y textos ciertamente interesantes.
En mi opinión, la densidad demográfica de buenos escritores supera, en Aragón, la media nacional.

10. Finalmente, ¿cuál es el libro que está leyendo actualmente?

Obras completas de Lovecraft, pues me estoy documentando para mi próxima novela, que tendrá una atmósfera marcadamente gótica.

17 nov. 2008

MANIFIESTO POR EL CUENTO

(carta abierta a todas las publicaciones periódicas)

¿Qué motivó que el cuento como nuevo género literario hubiese tenido dos espectaculares apariciones primero en el siglo XIX y después en el XX?
Curiosamente la respuesta es la misma: la publicación de los mismos en revistas y diarios.
Los cuentos modernos, nacen primero en los periódicos y luego se convierten en libros que los recopilan.
Poe, Chejov, London escribían sus cuentos para periódicos. Carver, Cheever, Fante, Bukowski, y toda la generación del realismo sucio americano de mediados del siglo XX, adelantaban sus publicaciones con cuentos en periódicos. La nueva generación americana del desarraigo publica en fanzines y diarios locales, algunos incluso nacionales con gran tirada, antes siquiera de presentar su primer libro de cuentos.
¿Qué coño ocurre en España con el cuento?
¿Ningún periódico es capaz de liberar una columna para acoger un cuento moderno?
Se trata de dar oportunidades a gente desconocida, pero fielmente cuentistas, no de ofrecer una columna a escritores consagrados que publican como cuento el recorte de un amago de novela.
El cuento es un género narrativo mayor, quizá el más complejo en su elaboración a pesar de su aparente sencillez, que requiere una excelente técnica de relojero para lograr que en el lector surja el efecto deseado.
El cuento es corto por definición, y muy intenso, y el buen cuento marca un antes y un después en la mente del lector que ha sentido como un terremoto bajo sus pies.
El cuento explota en la cabeza, anida en el alma y enseña a ver la vida desde otra perspectiva.
El cuento aguanta sin respirar tres estaciones de cercanías y varias de metro, el lector viaja, sí, pero no en el vagón.
El cuento es el género literario más acorde con el mundo presuroso y alocado actual. Y lo es por dos motivos: 1. Su minimalismo intrínseco; y 2. En su interior guarda una bomba intelectual.
Demos una oportunidad al cuento.
Cada año más cuentistas se suman al movimiento. Mucho tienen que ver en ello las escuelas de creación literaria y talleres que se han multiplicado por cien en los últimos tiempos.
El cuento como paso de la nada a la novela ya no es un simple ejercicio de preparación. Muchos de los cuentistas modernos son conscientes de que han encontrado en el relato corto su distancia.
El cuento, el buen cuento, es un reto.
Los cuentistas son a su vez devoradores de cuentos, fagocitan y degluten relatos con la esperanza de descubrir una nueva forma de tallar ese “diamante” en bruto que es la idea previa a la composición.
Demos una oportunidad al cuento.


Esteban Gutiérrez Gómez.
Cuentista.
http://ellaberintodenoe.blogspot.com/
http://bacovicious.blogspot.com/
http://esferadeletras.blogspot.com/index.html

11 nov. 2008

37 FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE DE HUESCA

CONCURSO INTERNACIONAL
RELATOS DE CINE

Bases


El Festival Internacional de Cine de Huesca convoca el Premio Literario Relatos de Cine patrocinado por la Fundación Anselmo Pié Sopena de Huesca.

1. Pueden participar en él todos los autores que lo deseen.

2. Los trabajos han de ser originales e inéditos, escritos en español o inglés, y sólo se admitirá una obra por autor. La presentación se realizará mediante el sistema de plica y el relato irá acompañado de un sobre cerrado con el lema elegido. Dentro figurarán el título del relato, el nombre del autor y sus datos personales para identificación y localización (dirección actual, teléfono y DNI). También podrán enviarse por correo electrónico (info@huesca-filmfestival.com), en cuyo caso los datos personales se remitirán por correo postal o en un archivo adjunto.

3. El tema elegido será el CINE, su mundo, su entorno, sus personajes, sus creadores, sus circunstancias sociales...

4. La extensión no excederá de 31 líneas en DIN A 4 (una página), mecanografiadas a doble espacio.

5. El plazo de admisión se cerrará el 1 de abril de 2009.

6. Un comité designado al efecto seleccionará los relatos que se entregarán al Jurado.

7. Se establece un premio único de mil euros (1000 €). El relato premiado será publicado en el Catálogo General del Festival y en cuantos medios se estime conveniente.

8. No se devolverán los originales no premiados, que serán destruidos.

9. Los originales se remitirán por cuadruplicado a:

Festival de Cine de Huesca
C/ Parque, 1 2º
22002 Huesca
España

haciendo constar en el sobre “Para el Concurso Internacional Relatos de Cine”.

10. El Jurado estará compuesto por tres miembros a designar por el Comité de Dirección del Festival de Cine de Huesca. El premio se entregará públicamente, coincidiendo con el desarrollo del Festival.

11. La participación en este concurso supone la plena aceptación de las presentes bases.

6 nov. 2008

Y mordieron

Nunca una venganza sería tan placentera. Yo había cambiado, y el curso de las cosas había de cambiar también. Por eso volví a provocarle. Para vengarme en su justa medida.

Intenté asemejarlo a la escena de tiempo atrás, cuando yo todavía era más niña. Sus ojos se habían posado en mis piernas. La falda, que normalmente cubría mis rodillas, se había quedado arrebujada en mis muslos adolescentes. Él miraba mi piel desnuda mientras salía de su boca aquel tono monocorde
"¿Y ahora qué hacemos, señorita Martínez?”, me preguntaba sin esperar alguna respuesta. “Como supondrá, esto no puede quedar sin sanción”, decía acompañando sus argumentos de un pena fingida y una sonrisa escondida y plena.

Esta vez también guardé silencio, como entonces.

Sería un mal ejemplo. Esa había sido su excusa. También hoy se relamía por dentro mientras agradecía su suerte y miraba mis muslos desnudos. No sería justo para con mis compañeros, así que para no crear precedente, tendría que pagar por ello.
“Tendré que expulsarla, o dar aviso a las autoridades. Toda esta propaganda rebelde en su bolso, señorita Martínez, es demasiado para poder sancionarlo con una simple intervención del colegio. Y por supuesto a sus padres. Les dolerá a sus padres, grandes amigos míos desde hace mucho, mucho tiempo… Una pena, la verdad, una pena”, jugaba a explicarme el director, con un tono teatralmente fingido. “A no ser que…”

De nuevo “a no ser que”. Maldigo aquellas palabras. Maldigo mi edad y mi inconsciencia. Maldita mi ingenuidad y el país que me vio nacer.
Lo hice. Me puse de rodillas y lo hice. No era la primera vez, pero fue la única en la que el olor a sudor y a rancio de los genitales de otra persona se me quedó dentro hasta pasado mucho tiempo. Lo hice hasta que sentí el sabor amargo de su semen en mi garganta
También ahora lo hacía, pero esta vez era diferente. Esta vez mi boca estaba más experimentada, y mi corazón más endurecido.
Así que, llegado el momento preciso, mis dientes se prepararon para morder.
Y mordieron

Elena Esteva
(Alumna de la Escuela George Orwell 07/08)

5 nov. 2008

CICLO DE NUEVA NARRATIVA ESPAÑOLA







3 nov. 2008

ADANOWSKY, en España

La música delirante e irreverente de Adanowsky llega a España para presentar su nuevo álbum, El ídolo, que saldrá a la venta en enero de 2009 en el sello El volcán. Los conciertos tendrán lugar en:

-17 de Noviembre: Barcelona (SalaBikini)
-19 de Noviembre: Sevilla(SalaMalandar)
-20 de Noviembre: Madrid(Sala Taboo)

Es amigo de Marilyn Manson; James Brown le enseñó a bailar; George Harrison, sus primeros acordes de guitarra; enterró su piano en el jardín; y además, es hijo de Alejandro Jodorowsky.

Este personaje, con una biografía propia de una novela fantástica, es Adanowsky (Adan Jodorowsky). Nacido en Francia hace 27 años, es hijo de una mexicana-irlandesa y de un chileno-ruso. Empezó a tocar el piano a los 6 años, y la guitarra, el bajo y la batería a los 14. Fue actor en Two days in Paris de Julie Delpy y en Santa Sangre, dirigida por su padre.

Acompañado en escena por la banda francesa Gush, Adanowsky propone un show delirante, con bailarinas, pin-up y ceremonias vudú. Un espectáculo que requiere la participación del público, produciendo una catarsis digna de un happening.

Tras la grabación de su video-clip para Estoy mal con el director Sebastián Lelio y unos conciertos en Sudamérica, Adanowsky llega a España para presentar éste nuevo proyecto musical, El ídolo.

Para más información:
www.youtube.com/watch?v=3BoBlZHVXAQ
www.myspace.com/adanowsky

29 oct. 2008

Miguel Carcasona



Nacido el 9 de julio de 1965 en Sangarrén, (Huesca). Reside en Villamayor (Zaragoza). Nacido el 9 de julio de 1965 en Sangarrén, (Huesca). Es un narrador y poeta aragonés que ha recibido numerosos galardones por sus obras. Es el único escritor que ha ganado el premio Santa Isabel de Portugal en las dos facetas, relato y poesía. Entre otros reconocimientos se encuentran el VI Premio “Ciudad de Cádiz”, el III Premio “Villa de Benasque” o el III Premio “Luis Del Val”. Ha publicado el poemario "En el arcén de la costumbre" (Institución Fernando el Católico, 1998) y "Esquirlas del espejo" (Colección Baltasar Gracián. DPZ. 2006).
Además, varias publicaciones dispersas en libros colectivos, revistas y prensa (Heraldo de Aragón, Heraldo de Huesca, Rolde, etc.) que abarcan poesía, relatos y algunas colaboraciones periodísticas.



1. La pregunta obligada: ¿cuál es su escritor y libro favoritos?


Hay varios. Pongamos “El llano en llamas” de Juan Rulfo.

2. En su proceso creativo personal –nacimiento de la idea, escritura…-, ¿cuál es la parte que más duele?


En mi caso, el proceso equivale al de la gestación y el parto. El surgimiento de la idea siempre es placentero. Luego pasa un tiempo desarrollándose en la hormigonera del cerebro (la gestación) y termino volcándolo en la escritura, que como cualquier parto resulta lo más doloroso.

3. ¿Cuáles eran sus lecturas cuando era adolescente?


Recuerdo dos que me marcaron especialmente: “La Ilíada” que leí y releí varias veces cuando tenía unos quince años y “La guerra del fin del mundo” de Vargas Llosa, por la que me perdí varios partidos del mundial de España. Aparte, lo clásico: Verne (sobre todo “La isla misteriosa”), Tebeos (entonces los llamábamos así) como El Jabato o Capitán Trueno y el Dicen (periódico deportivo culé).

4. Sábado por la noche, solo en su casa, abre ese libro que hacía tiempo que deseaba leer, ¿agua, café o whisky?


Ninguno de los tres. Cuando leo no me gusta que me molesten ni, por supuesto, molestarme a mí mismo con tonterías. Si tengo sed, me levanto a beber agua y punto. El café es un rito que prefiero acompañar con una buena conversación o, en su defecto, con lecturas menores (periódico, teletexto, etc.) Y el whisky me lo prohíbe el médico, y como soy muy bien mandao...

5. Una de las facetas míticas del escritor es el famoso “bloqueo” ante la hoja en blanco. ¿Usted lo sufre? ¿Cómo lo supera?


Más que el bloqueo ante la hoja en blanco sufro el frenazo tras el primer párrafo. Y, la verdad, aún no he conseguido superarlo “profesionalmente” (será por eso que sigo siendo amateur).








6. Ahora una comprometida, dénos un motivo para leer su último libro.


Que “Esquirlas del espejo” contiene mejor literatura que, al menos, el setenta por ciento de los libros leídos por usted en el último año y por ello se merece una oportunidad (y si no se lo cree, haga la prueba, léame y luego lo discutimos).

7. ¿Qué motivo haría que mañana usted dejara de escribir para siempre?


Que no tuviera la necesidad de escribir.

8. Si no es una inconveniencia: ¿cómo te llamaba tu madre de pequeño?


Fíjate que mi madre siempre me ha llamado Miguel, que yo recuerde, mientras que todos las vecinas del pueblo me llamaban (y me siguen llamando) Miguelín.

9. ¿Cuál es su opinión sobre el panorama literario aragonés?


Que por fortuna hay mucho – lo que conlleva que también haya de todo – y además con variedad de estilos. Ya el tiempo pondrá a cada uno en su lugar. El problema no es que surjan demasiados escritores, sino que la promoción de algunos por factores distintos a la mera calidad (capillas, amiguismos, etc.) pueda implicar que otros pasen desapercibidos e, incluso, no consigan publicar con mediana dignidad.

10. Finalmente, ¿cuál es el libro que está leyendo actualmente?


“El niño con el pijama de rayas”; ya estaba cansado de oír hablar de él y no poder opinar directamente.